martes, enero 26

El juego de Ender – Orson Scott Card


La Tierra se ve amenazada por los insectores, una raza extraterrestre completamente ajena a los humanos, a los que pretende destruir. Para vencer a los insectores es necesario un nuevo tipo de genio militar, y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender, quien en cierta forma constituye una anomalía viviente: es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes. El niño Ender deberá aprender todo lo relativo a la guerra en los videojuegos y en los peligrosos ensayos de batallas que realiza con sus compañeros.
Orson Scott Card  9788490194928  Ediciones B  384 páginas  Serie The Ender quintet
Serie The Ender quintet
1. El juego de Ender
2. Ender en el exilio
3. La voz de los muertos
4. Ender el xenocida
5. Hijos de la mente

La ciencia ficción es un género nuevo para mí, así que se me hincha el corazón de alegría cuando me encuentro con este tipo de libros ya que me dan ánimos a seguir incursionando en el género y, si me sigo encontrado joyas así, puede que me convierta en fan del mismo.

El juego de Ender es un libro que conocí gracias al trailer de su adaptación cinematográfica, y como soy de las que primero lee el libro y luego ve la película (salvo en algunos casos donde sucede al revés, sí Orgullo y prejuicio, te estoy hablando a ti), supe que tenía que leerlo, aún así no fue hasta que salió como elegido del mes de Enero en el Club de lectura que me animé por fin.

Ender es un personaje que me causó impresión casi desde el primer capítulo porque, aunque lo pintan como un niño de no más de seis años al inicio de la novela, su forma de pensar y de actuar lo hacen parecer un hombre de 30 años con problemas de crecimiento; con esto no me refiero a que él sea muy maduro para su edad, no, me refiero a que Ender no sabe lo que es ser un niño porque sencillamente no se lo permitieron. Las circunstancias de su nacimiento, su increíble destreza y su magnífico cerebro; fueron algunas de las razones por las cuales terceros decidieron robarle los años más sagrados de un ser humano y entrenarlo para ser la posible salvación de la raza humana.
Los seres humanos son libres, excepto cuando la humanidad los necesita.
Hablar de él y de su situación causa en mí un dilema moral porque por un lado estoy a favor de lo que hizo la F.I. ya que querían preservar la raza humana escudándose en la tan conocida consigna de el fin justifica los medios; lo entiendo, lo comprendo, el bien común sobre el bien personal. Pero, estoy en total desacuerdo en que hayan utilizado a un niño y le hayan echado sobre sus hombros todo el peso que conlleva salvar una raza de la extinción, sin mencionar los problemas psicológicos que pudo desarrollar al estar en medio de una guerra y ser uno de los principales comandantes.

Lo que sucedió con él fue totalmente injusto, porque su felicidad y salud mental fueron desechadas durante años sin siquiera contar con la opinión de él. Es muy triste la forma en que Ender tuvo que crecer, el cómo tuvo que saltarse los años más importantes de su vida y olvidarse de vivir experiencias normales para su edad (el reír por reír, tener amigos, enamorarse), sólo porque así lo decidieron los altos mandos. Incluso ahora que estoy escribiendo esto, recuerdo la historia y mi furia y tristeza se desatan cual vendaval, quisiera tener frente a mi a Ender Wiggin para poder darle un abrazo de oso y decirle que todo estará bien, que él no tiene porque sacrificarse, que puede ser egoísta por una vez en su vida y elegir su felicidad por encima de la felicidad del ser humano.

Pero como no se puede ir por la vida intentando que tus personajes favoritos sean reales, debo guardarme mis sentimientos y aplaudir al autor por crear a Ender Wiggin, el chico que logró hacerse un hueco en mi corazón y echar raíz en menos de un día. No sé que será de mi vida ahora que lo he conocido, porque engancharme a su historia fue sencillo pero despegarme de ella está siendo muy complicado.
Bienvenido a la raza humana. Nadie controla su propia vida, Ender. Lo más que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran.
La única pega que le he encontrado al libro es debido al capítulo de Demostenes y Locke, este punto ya es mucho más personal porque la política es peor que un dolor de ojo para mí y al ser ésta el principal tema del capítulo pueden imaginarse lo que sufrí leyendo. Aunque reconozco la importancia de lo que se habló en el capítulo para los acontecimientos narrados en El juego de Ender e incluso lo que puede significar para los siguientes libros, no puedo mentir y decir que disfruté como loca la lectura porque no fue así.

Me ha gustado mucho el final del libro, incluso llegué a sentir que el penúltimo capítulo era un cierre perfecto para la historia pero luego de haber leído el último capítulo comprendí porqué el autor decidió escribir uno más: porque había un poquito más que decir, había que darle la oportunidad a Ender de demostrar que en su interior habitan una bondad y benevolencia que no pudieron ser erradicadas por la F.I., se lo debía.

El juego de Ender ha sido una grata lectura que me anima a seguir incursionando en el género de ciencia ficción. Ender ha sido un personaje que me ha llegado hondo y que será difícil de olvidar.

3 comentarios :

Jessie Carstairs dijo...

Hola :)
He visto que muchos lo han leído y les ha gustado, pero sinceramente no me llama, gracias por la reseña, me alegra que lo hayas disfrutado ^^
Besoss

Lau Parra dijo...

Estamos en el mismo club, jaja. Mi reseña también toca muchos puntos similares a la tuya, sobre todo en cuanto a la edad de Ender y el dilema moral que me supone lo que le hicieron, no sé ni que pienso de eso.

Me alegra mucho que lo hayas disfutado como yo,
Besitos.

Nina dijo...

yo espero leerlo pronto porque la ciencia ficcion es lo mio XD