martes, abril 19

Un monstruo viene a verme – Patrick Ness



Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e inacabable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.
Patrick Ness  9788415594345  Nube de tinta  108 páginas



Un monstruo viene a verme me ha dejado sin palabras. Cada vez que me siento frente al computador e intento escribir esta reseña, me encuentro con mi cabeza hecha un lío porque no encuentro las frases adecuadas para transmitir lo maravilloso que es, intentaré hacerle justicia al trabajo de Patrick Ness en esta novela y darle las razones por las cuales deben leer sí o sí este libro.

Para empezar me gustaría decir que el libro, en sus poco más de 100 páginas, basa su trama en un tema bastante delicado: la verdad. Saber la verdad y aceptar la verdad son dos cosas completamente diferentes y Conor lo sabe, él sabe lo que su pesadilla quiere transmitirle pero no lo acepta y es por ello que El Monstruo hecha andar por cuarta vez, para ayudarle a aceptar esa dura verdad que puede cambiar su vida para siempre.

Decir que no me di cuenta de "la verdad" a los pocos capítulos sería mentir, pero aún conociéndola no me sentí decepcionada cuando todo se descubrió en el capítulo final. ¿Por qué? Por la misma frase que he subrayado en rojo anteriormente, aunque sabía cómo iba a terminar todo una parte de mi esperaba ese final feliz característico de los libros infantiles, esperaba un plot twist que dejara al protagonista con una sonrisa; simplemente no podía aceptarla porque hacerlo significaría ver sufrir a Conor, a quien le había tomado cariño casi al instante de iniciar el libro. Pero Patrick Ness no usa el recurso de la solución mágica de problemas que tanto vemos en los libros, no, él nos recuerda que la vida es una perra y que todos, en su momento, tenemos nuestra dosis de sufrimiento.
Las historias son criaturas salvajes –dijo el monstruo–. Cuando las sueltas, ¿quién sabe los desastres que pueden causar?
Conor es un personaje entrañable que despertó en mi instintos protectores. A medida que avanzaba la historia me daba cuenta que este personaje disfrazaba su miedo y angustia con indiferencia, que se concentraba en esconder sus sentimientos y en aparentar que todo estaba bien para no volverse loco de dolor, también pude ver como llegaba a sus límites y explotaba en arranques de ira y llanto, pude sentir todo esa impotencia y ese dolor de no poder salvar a nadie. Patrick Ness logró crear un personaje real que juega con tus emociones durante toda la lectura, pero sobre todo al final del libro.

Otro personaje que me ha encantado es el padre de Conor porque representa la realidad del abandono paterno, el hombre se preocupaba más por sí mismo que por brindarle una mano amiga a su propio hijo. Aunque fue a visitarlo no pude reconocer en él ese instinto paternal y de protección que se supone tienen los padres, lo que me transmitió durante esa escena es que Conor era para el un problema, una carga que no quería llevar en su nueva vida. Este personaje me hizo sentir vergüenza, asco, rabia.

La madre de Conor junto a su abuela fueron los dos personajes que más indiferencia causaron en mí y no lo digo porque sean malos personajes, al contrario son personajes excelentes en los que puedo reconocer varias cualidades que los hacen reales, es sólo que la historia se centra en la lucha de Conor por aceptar la verdad así que no tuve mucho tiempo para cogerles cariño.
–Tu vida no la escribes con palabras –dijo el monstruo–. La escribes con acciones. Lo que piensas no es importante. Lo único importante es lo que haces.
Patrick Ness ha logrado crear una novela encantadora que es capaz de estrujar el corazón del lector e incluso cambiarle la vida luego de leerla. Ha tomado una idea heredada, la ha moldeado según sus capacidades y le ha dado vida a una historia cruda, real, sorprendente. Su prosa es muy cuidada y no hay palabra o frase que esté demás, aunque me quedan dudas sobre cómo se desenvuelven después los personajes, creo que la extensión de la novela es adecuada porque de haber sido más larga no estoy tan segura de que me hubiera encantado, esa escena final fue muy dura (casi lloro) pero ha sido un final perfecto.

Un monstruo viene a verme es una novela encantadora cargada de sentimientos que nos recuerda que no porque es un libro debe acabar con un y vivieron felices.

6 comentarios :

Nina dijo...

lo quiero leer pronto :)

Katia González dijo...

Holaa
Vaya que se ve intensa.
Tengo ganas de leerlo, pero creo que lo dejaré para las vacaciones. Espero no se me olvide xD
¡Saludos!

Estefany dijo...

Hola,

Yo tambien ame este libro es maravilloso, a mi me toco muy profundamente porque todo los qu ehemos perdido un familiar por la enfermedad sabemos lo que pasa Connor. Ya quiero ver la pelicula..

Besosss..

dijo...

A mi también me encantó, tenía la idea de que se trataba de un libro dirigido a niños pero con ese final está claro que no demasiado.

Saludos^^

kimbacaffeinate dijo...

Hello the coffee cup and stack of books in your header is copyrighted and belongs to Caffeinated Book Reviewer please remove promptly to clear up this theft of property.

Michelle Mouse dijo...

Muchas gracias a todos por pasarse :) Les recomiendo mucho el libro, es excelente